Son ellos quienes cuentan las historias que tienen Yucatán como escenario; quienes han plasmado en su obra, escenas de la cotidianeidad, salpicadas de humor y a veces ¿Por qué no? de drama. Van de lo gracioso a lo dramático, con tanta destreza y elegancia, que su trabajo trasciende la butaca y se vuelve tema de plática. Son nuestros actores yucatecos que mantienen la tradición del teatro vivo, que le han dado nuevos aires, que lo conservan vigente y que no podemos perder de vista.

 

1.- El power de Conchi León

Dramaturga, actriz, directora y docente teatral, de extenso currículum y fama que trasciende fronteras, ya que su trabajo es reconocido en Estados Unidos, Alemania, Chile, Argentina, por mencionar algunos de los países, que han caído bajo el embrujo de esta leona. Concepción León, Conchi, como se le conoce, escribe de su tierra Yucatán, de cómo la recuerda, de cómo la ha vivido, de sus experiencias cotidianas, las documenta y las convierte en magistrales obras, que lo mismo te arrancan una sonrisa que una muy sentida lágrima, lo cual hace que sus puestas en escena, como sus libros, sean imperdibles y casi obligatorios para poder acercarse a nuestra cultura.

2.- La despeinada vida de Salomé Sansores

Salomé Sansores y su alter ego Chepita Kakatúa son una muestra fehaciente de que para hacer reír vale más el ingenio y el carisma que cualquier otra cosa, es por ello que su humor es blanco, inocente, carente de albures o doble sentido. Salomé Sansores se inspira en el día a día del quehacer yucateco, son esas situaciones que alimentan sus presentaciones y que ella convierte en hilarantes rutinas de corte familiar. Chepita además es vocera de varias campañas sociales, lo que habla no solo del personaje, sino de la persona de noble corazón detrás de esa peluca roja despeinada por el ajetreado ir y venir que es vivir en Yucatán.

3.- El polifacético Kenny Calderón

Con 12 años ya en el medio, Kenny Calderón es quien le da vida a Jorge Carlos, Juanacho y por supuesto, su personaje más emblemático, Chayak; que son el producto de una observación minuciosa de personajes reales, personajes que conforman el paisaje contemporáneo de nuestro bello Yucatán y que cobran vida a partir de la mente creativa de Kenny, quien los dota de voz, forma de vestir, de pensar; sin duda personajes bien estructurados con una energía escénica que se percibe y como espectador se agradece.  No hay que perder de vista las presentaciones de este gran actor, pues es un hecho que lo disfrutarán, como también disfrutarán de él a través de su programa de radio “La Frutería” y de su programa de T.V. “Ahí ta´ la cosa”.

4.- La inocencia de Cuxum

Erik Ávila Cuxum es actor regional y fundador del Teatro Yucatán. Con más de 10 años de existencia, es quizás el único lugar donde aún podemos encontrar el teatro regional genuino y es que desde su dulcería uno puede recordar aquel extinto teatro de la 64, cerca del parque de San Juan, que fundará Hector Herrera “Cholo”, todo un ícono de la cultura yucateca.  Cuxum sigue al pie del cañón haciendo lo que mejor sabe hacer y que es divertir con temas actuales que son de interés para quienes vivimos en Yucatán y lo realiza con ingenio y desde el humorismo blanco. Siempre enalteciendo nuestro teatro, su cartelera está en constante renovación, así que hay que tenerla en la mira y visitar a este gran personaje cada que presente una puesta en escena o disfrutarlo en su programa de T.V. “Ahí ta´la cosa”

5.- La heredera de un gran talento, Andrea Herrera

Andrea Herrera, actriz, escritora, cantante y productora, pertenece a una familia de artistas, su padre el gran Wilberth es el fundador del legendario Teatro Pedrito, el único en la República Mexicana creado para la presentación de títeres. Es también,  creador de personajes como Lela Oxkuxkaba y Chereke, que son ya un ícono yucateco. Andrea creció rodeada de todo este mundo y formó parte del proceso creativo de muchas de las obras de su señor padre; era natural que continuara esta pasión por el teatro y fuera ella quien mantendría viva esta bella tradición. Andrea Herrera realiza presentaciones privadas, en festivales culturales y en el propio Teatro Pedrito, el cual ha convertido en un foro cultural que da albergue a otras obras además de las de su señor padre Don Wilberth Herrera.