Desde poco antes de las 7 de la mañana las principales ciudades de Yucatán se vuelven un completo ir y venir de personas que corren porque el checador no les marque falta; impecablemente uniformados van con un tupper que contiene su almuerzo. Pero, la jornada es larga y mientras llega la hora de la comida, casi religiosamente en todas las oficinas de nuestro estado y del mundo, se antoja una botanita que haga más llevadero el ambiente, que invite a un momento de convivencia con los compañeros, que calme ese antojo y nos haga llegar sin gastritis a la hora de la comida.

 

El Xec de buenas intenciones y propósitos de años nuevo.

Si queremos ser políticamente correctos y tenemos aún ese ánimo de cumplir nuestros propósitos de año nuevo, algo  fresco y saludable es lo recomendable. Nuestra región es rica en producción frutícola, así que el conseguir los ingredientes para un delicioso Xec no es el problema para preparar esta deliciosa botana que consta de jícama, china (naranja dulce si eres de fuera), mandarina, toronja, cilantro, habanero, chile molido (chile de arbol soasado y tamulado), sal y jugo de limón. Disfruten esta deliciosa ensalada maya, como tienen a bien llamarle, y no caigan en la tentación de las frituras.

 

El delicioso Mango verde

Ok ¡basta! saca por un momento de tu mente a los wapayasos y concentrémonos. Seguro que insistes en tener una dieta sana, mantener la línea  pero cada vez que haces el super compras un kilo de mangos verdes que irán madurando en tu refri y obvio en tu tupper; acompañados de limón y chile molido (ya explicamos que es el chile molido) resultan perfectos para ir picando de vez en cuando mientras tecleas, tecleas, tecleas hasta el fin.

 

Cae en la tentación de los Charritos con jalapeño

Seamos honestos, tu propósito de año nuevo te duró lo que tardaste en ver una temporada de netflix. Así que bienvenido a la realidad, la deliciosa realidad atrapada en una bolsa de frituras cuadraditas, abombadas y crujientes, que bañadas con el caldito de unos chiles jalapeños y acompañadas de queso daysi, se vuelven simplemente la botana perfecta para reunir a todos los compañeros de la oficina alrededor de un recipiente, mientras platican enchilados de algún chisme de pasillo.

 

Un par sin igual ¡Globito y bizcochito!

Un enemigo acérrimo de las dietas y de las buenas intenciones son las harinas, más si vienen en una tierna y engañosa bolsita, con ese color amarillito y su delicioso olor a galleta. Sí, nunca falta una compañera que trae su trastecito repleto de globitos o bizcochitos ¡O ambos! así no hay voluntad que resista.

 

El Kibi nuestro de cada día.

Siempre cerca de cada oficina, como una ley universal, hay una vendedora de kibis lista a despachar un delicioso bollo de carne molida aderezado con trigo, que ya frito toma esa textura crocante que tanto nos encanta y como estamos empezando el año, no podía faltar el toque saludable; hay que pedirle a la amable doñita que le ponga mucho repollo y un toque de chile habanero, que lo deja listo para meter de contrabando a la oficina y degustar antes de la hora de la comida.