En Yucatán la tradición cantinera es de años atrás; muchas ostentan existir hace más de 100 años y la realidad es que todas han tenido transformaciones que las han mantenido en el gusto del yucateco y de quienes visitan el estado. Son, en definitiva, un excelente punto de reunión para una buena plática, para cerrar un trato, para celebrar algún acontecimiento o simplemente para degustar una rica y tradicional botana.

La Casita de Paja

Su historia se remonta a la construcción de la primera estación de ferrocarriles y La Casita de paja surge para mitigar la sed de quienes trabajaron en su construcción. Una cantina brava, auténtica y tradicional, rodeada de muchas historias, muchas de ellas protagonizadas por Don Edmundo, su propietario, toda una leyenda si de cantinas hablamos. Cuna de los famosos Chivos, una bebida de gran tamaño y de exquisito sabor. ¿El ambiente? te remite a las típicas cantinas de películas mexicanas; el sonido de su rockola, su clientela heterogénea y  la botana, arman el jolgorio que no se puede pasar por alto.

Ubicación: Calle 55 entre 44 y 45 Col. Centro.

El Porvenir

Definitivamente el ambiente de camaradería del Porvenir te va a encantar; pareciera que siempre se esta festejando algo, que algún parroquiano festeja algo o que todos se dieron cita en este lugar para pasar un buen rato, acompañados de rica botana. ¿El secreto? sus precios y el trato de su personal. Aunque es relativamente nueva y ha pasado por múltiples cambios, su historia es de más de 50 años y en su interior convergen la calidez del pasado con el dinamismo de la modernidad. Visítala, seguro que regresas y la recomiendas.

Ubicación: Esquina 52 con 53 Col. Centro.

El Gallito

Uno de los lugares favoritos de periodistas, reporteros y donde puedes encontrar desde estudiantes hasta personas de la tercera edad,  es sin duda el Gallito, que goza de prestigio gracias al buen trato de su personal y a su excelente botana. El ambiente es completamente relajado, propio para platicar.

Ubicación: Calle 45 entre 62 y 60 Barrio de Santa Ana.

Bar Latino

Cariño es quizás el personaje más emblemático de esta céntrica cantina y que debe el mote a que es la palabra que este mesero usa para dirigirse a quienes lo visitan. La cantina cuenta con amplios y cómodos espacios, un ambiente seguro y confortable, que se presta para reuniones relajadas con los amigos.

Ubicación: Calle 59 entre 52 y 54 Barrio de la Mejorada

La Negrita

Enclavada en el Barrio de Santa Ana, esta cantina con más de 100 años de historia es una parada obligada en cualquier rol cantinero que se dé por el centro. Su aire caribeño que nos recuerda nuestra estrecha y añeja relación con Cuba y su música sin igual que podemos disfrutar totalmente en vivo, su menú plagado de platillos típicos yucatecos y sus “shots” de mezcal, son una combinación ecléctica que difícilmente se pasan por alto, y aunados a su excelente servicio, hacen de la Negrita un lugar imperdible.

Ubicación: Esquina 62 x 49 Barrio Santa Ana