Además de las vivencias, los recuerdos también se pueden palpar, nada como llevarte un pedacito de ese lugar que te hizo vivir tantas experiencias u obsequiarles a tus seres queridos un regalo a tu regreso. En Tekax por ejemplo, existe un sitio en donde puedes adquirir productos a muy buen precio y hechos con la mejor calidad: La Casa de las Artesanías “Manos Mágicas”.

 

Además de que cada artículo es fabricado por artesanos sobresalientes, el consumir local abona a su trabajo el apoyo necesario para continuar creciendo, por tanto, ir de compras será algo divertido y a la vez contribuirás a la economía de sus familias.

 

¿Por dónde empezar? Es fácil, para ir a Manos Mágicas sólo tienes que llevar la salida a Peto, y en 10 minutos habrás llegado. Podrás notar enseguida el nombre de la casa, las paredes blancas y de techo una gran palapa. Lo siguiente, es la parte más emocionante: comprar.

 

Notarás una gran variedad de productos, que van desde prendas típicas, accesorios, zapatos de piel y artículos decorativos. Sin embargo, tres cosas distinguen a la Casa de las Artesanías de Tekax, que te servirán como guía para realizar tus primeras adquisiciones.

 

La primera, es el trabajo técnico y cuidadoso de su manufactura, pues no es común hallar bordados tan minuciosos como el Xmanikté, el tejido maya más fino y legendario de Yucatán; llevarte una prenda de estas, lo apreciarás siempre.

 

Lo segundo que distingue a Manos Mágicas, es la perfecta talabartería de sus diseños, pues el arte de trabajar el cuero, es una herencia generacional que notarás en los bolsos, huaraches y cinturones; ideales para portar en tu diario caminar.

Por último, el acabado selecto de sus maderas, lo distinguirás en sillas, mesas, relojes de pared y hasta en cajas para gallos. Un bello trabajo que además está hecho con materia prima de la región.

 

Con tanta maravilla quizá te preocupe el presupuesto, pero te darás cuenta que el intercambio será el justo y valdrá la pena. Compra en Tekax, traslada su magia, no te arrepentirás.