La imaginación de los artesanos de Dzityá transforma un trozo de madera en piezas únicas de mucha calidad, como utensilios de cocina, juguetes, mobiliario para interiores y exteriores, y cualquier artículo que se pueda construir con este material.

Se ubica a 10 minutos de la capital. Se puede llegar por la carretera Mérida – Progreso y por el fraccionamiento Francisco de Montejo.